SOBRE MÍ

Me llamo Diana y soy Coach profesional.

Mi gran pasión siempre han sido las personas, durante años trabajé gestionando equipos comerciales en dos grandes multinacionales, centrándome en formar y desarrollar a los miembros de mi equipo y en la satisfacción del cliente. Fomentar la comunicación, ejercer un buen liderazgo, escuchar y compartir con mi equipo, crear un entorno de trabajo creativo y de colaboración, y la satisfacción del cliente eran los pilares sobre los que construí una próspera carrera profesional que me llevó a ir ascendiendo y a vivir en diferentes ciudades, siempre asumiendo nuevos retos y buscando desarrollo profesional y evolución personal. Nunca he dejado de formarme: cursos de liderazgo, comunicación, habilidades comerciales, un Máster en Gestión de Proyectos, idiomas…el aprendizaje siempre ha sido importante para mí.

   Mis ganas de mejorar, la curiosidad y el inconformismo me llevaban a buscar cómo hacer las cosas más sencillas, a formar constantemente a mi equipo, a conocerlos bien para descubrir que les motivaba, a acompañarlos en la consecución de sus metas, a implicarlos en cambios que nos hicieran trabajar más felices. Ahí todavía no conocía el Coaching y lo hacía “a mi manera”.

Mi trabajo ha sido siempre mi pasión, nunca me he imaginado haciendo otra cosa que trabajar con y para las personas. Yo no elegí dejar el mundo corporativo, las circunstancias decidieron por mí. Entonces decidí prepararme para una nueva etapa profesional e hice un curso de Coaching Comercial. Quería formalizar y darle una estructura a lo que llevaba años haciendo instintivamente. En ese momento la experiencia adquirida y el conocimiento se unieron, algo dentro de mí se reafirmaba en que se podían hacer las cosas de forma diferente.

   Quise dar un paso más y me formé como Coach Co-Activo en CTI-The Coaches Training Institute, la escuela de Coaching más prestigiosa a nivel mundial.

  Actualmente soy Coach de vida y ejecutivo, miembro de ICF España e ICF Internacional. Trabajo con personas y organizaciones ayudándoles a descubrir que hay algo más, acompañándoles en su camino hacia la plenitud.

 

¿Tienes dudas?  Te invito a una sesión de prueba 😉

 

Una vez encuentras el camino es imposible dejar de andar.