El miedo al cambio

El miedo al cambio

El ser humano está en constante evolución, los cambios forman parte de nuestra vida.

Nuestro cuerpo está cambiando desde que nacemos: nos salen los dientes, crecen nuestras extremidades, engordamos o adelgazamos, nos crece el pelo, algunos lo pierden… Cambiamos nuestra apariencia con tatuajes, piercings, estilos de ropa, peinados diferentes etc.

Nuestra mente cambia, evoluciona a medida que vamos aprendiendo: primero a coger objetos con las manos, a gatear, andar, leer, sumar, a practicar deportes, a conducir, estudiamos idiomas…estamos siempre aprendiendo.

Cambiamos de casa, de ciudad,  incluso de país. Cambiamos de pareja y de trabajo varias veces a lo largo de nuestra vida.

Cambian nuestras aficiones, el tipo de música que escuchamos, lo que leemos, lo que comemos.

¿Entonces por qué nos dan tanto miedo los cambios?  Si estamos habituados a cambiar constantemente,  ¿por qué nos asusta dejar atrás lo que conocemos? Los cambios nos asustan porque sentimos que perdemos el control, nos desubicamos y necesitamos un tiempo para situarnos y adaptarnos a la nueva situación.

Seamos conscientes de que nosotros podemos gestionar esos cambios para que todo suceda como queremos; cuando cogemos las riendas y decidimos a dónde y cómo queremos ir, cuando tomamos decisiones valientes alineadas con nuestros valores y con nuestro propósito de vida, es ahí donde sucede la transformación. Nosotros cambiamos y todo a nuestro alrededor cambia.  Y dejamos de tener miedo.